5 Formas de iluminar tus retratos con una sola luz (y sin moverla)

Hacer fotografía de retrato en estudio puede ser lo suficientemente difícil, como para que nos compliquemos adicionalmente sin necesidad. Sobre todo si estás comenzando, lo mejor es mantener las cosas simples, pero no por eso menos efectivas.

Un buen diagrama de iluminación no necesita ser complejo, necesita dirigir la atención del espectador a donde importa, generalmente al rostro y ojos de la modelo (por supuesto que hay excepciones). Para que evites estar moviendo tu luz una y otra vez para lograr diferentes resultados, te propongo mejor que dejes tu luz fija, y que tu modelo sea quien adopte diferentes poses para que la fotos se vean completamente diferentes, como si estuvieran iluminadas de maneras variadas, y que hasta cierto punto así es, ya que al cambiar la dirección del rostro, la luz llega diferente a la cara y proyecta distintas sombras, y por tanto, diferentes contrastes, haciendo que el estilo general sea otro.

Modelo: @buenkarma/

La luz

Lo primero es posicionar la luz, y esta la colocarás a 45 grados de tu modelo, y apuntando de arriba hacia abajo, es de las posiciones mas comunes para iluminar, y es extremadamente versátil y efectiva.

1. Mirada de frente a la cámara

Por lejos debe ser la forma mas tradicional de hacer un retrato, y también la mas «fácil». Con la iluminación en 45 grados, se logrado el típico triangulo de luz bajo el ojo a la izquierda de la fotografía.

2. Mirada en diagonal

Manteniendo todo igual, y que la modelo simplemente gire su cabeza diagonalmente, se logra que mas luz llegue al rostro, el»triangulo» se hace más grande y se iluminan otras zonas, como la pera, y el otro ojo.

3. Mirada en Diagonal hacia arriba

Siguiendo con la mirada diagonal, pero esta vez mirando además hacia arriba, de esta forma la luz llega casi de forma directa al rostro, iluminando mucho mas y dando incluso mas luz a la zona del torso, ya que la pera no genera tanta sombra sobre este. Los ojos además suelen quedar con un brillo mayor producto de que reflejan mas la luz que les llega, haciendo que sean mas llamativos.

4. Mirada y Torso opuestos

Apuntando el rostro hacia la luz, pero el torso hacia el lado contrario, no solo se logra otro estilo de iluminación, pero se la da un dinamismo mayor a la pose y por tanto a la foto.

5. Mirada de frente y torso en diagonal

Esta vez cambiamos todo, el rostro va de frente a la cámara, y es el torso el que va en diagonal (o de frente a la luz). Perfecto para iluminar fotos donde la ropa es de interés, o la joyería que se puede llevar al cuello.

Variantes

Finalmente mezcla otras opciones, distintas posiciones del torso, con diferentes posiciones de la cabeza para que puedas ir descubriendo tus propias formas de hacer retratos.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of